Generación Z: sus primeras bodas ya están aquí

Generación Z, post-millennialscentennialszoomers… No conciben el mundo sin internet ni redes sociales, son socialmente comprometidos y han tenido más facilidades que cualquiera de sus predecesores para acceder a estudios superiores. Pero, ahora que el primer grupo de la generación nacida entre 1995 y 2010 está en su veintena y está empezando a casarse, ¿qué sabemos de sus bodas y de cómo conocen el amor?

Digitalización, moda y sustentabilidad son tres conceptos que permiten entender las bodas de esta primera avanzada de la generación Z, según concluye un estudio de Bodas.com.mx. El líder de la industria nupcial en México encuestó a 604 jóvenes menores de 26 años que actualmente están planeando sus bodas para 2021 o 2022 y estos fueron algunos de los resultados.

Bodas conectadas, fashionistas y sustentables

La generación Z es digital por definición. Tal vez nunca escucharon en vivo los primeros módems, pero se mueven como pez en el agua en TikTok e Instagram. Esta hiperconectividad que los caracteriza explica que 9 de cada 10 de estos jóvenes que ya están planeando sus bodas tengan pensado compartir una parte de este día en sus redes sociales. De estos, casi el 13% dice que publicará casi todo el contenido o incluso hará directos el día de su boda.

A decir de los resultados de dicha encuesta de Bodas.com.mx, la mayor parte de estos pioneros de la Generación Z aspiran a tener bodas muy instagrameables y que impliquen toda una experiencia para los sentidos. Un vestido o un traje ideal se convierte en algo importante o muy importante para el 83.4% de los encuestados. Después, la música y diversión, un banquete de primera y una decoración única completan el resto de prioridades. En conjunto, un claro reflejo de toda la inspiración que obtienen de las redes sociales y de las bodas de artistas e influencers de sus edades, como Camila Fernández, Kimberly Loaiza, Evaluna Montaner o Sophie Turner.

¿Qué más se puede esperar de una generación con íconos como Greta Thunberg? La sustentabilidad será otro criterio importante o muy importante para el 56% de las bodas centennials que ya se están preparando; de hecho, un tercio (34.6%) dice que buscará proveedores responsables con el medio ambiente.

Entre otras decisiones eco-friendly que estarán dispuestas a tomar estas parejas en sus bodas, las más populares son las de celebrar en un solo lugar para evitar desplazamientos, optar por invitaciones digitales, elegir alimentos de cercanía para el banquete y obsequiar regalos ecológicos a sus invitados.

¿Más familiares que los millennials?

La lista de invitados de las bodas de esta primera avanzada de la Generación Z será algo más reducida que la de sus predecesores. En ella serán mayoría los familiares, por encima de amigos y compañeros de trabajo, aunque es algo comprensible si se considera que, al ser más jóvenes, este grupo todavía tiene menos círculos sociales que los millennials que también están pasando por el altar.

La familia también es importante para estos primeros centennials en otros dos aspectos. Si bien la mayoría cubrirá gran parte de los gastos de la boda con sus ahorros personales, la mitad (53%) contará con la ayuda financiera de sus familiares. Además de económico, los padres también tienen un importante papel emocional, pues el 88% de los futuros matrimonios Z que ya se están casando solicitaron la bendición de sus padres, frente al 78% de los millennials.

Aunque son algunos puntos en los que se empiezan a ver diferencias entre estos primeros matrimonios de la Generación Z y los de los millennials, serán los siguientes grupos de centennials los que, a medida que les llegue el momento de pasar por el altar, confirmen si estas preferencias nupciales se consolidan.

Entre apuntes y libros nace el amor

Pero, ¿dónde está surgiendo el amor entre los primeros zoomers? A pesar de sus casi innatas habilidades digitales, no es en internet donde más matrimonios centennials se están gestando. Los salones de clases son el lugar en el que se conoce una de cada tres parejas de estos jóvenes que deciden casarse (31.8%). Es algo que cobra sentido si se toma en cuenta que la generación Z es una de las que más ha podido prolongar sus estudios.

Los círculos de amigos (17.1%), su comunidad religiosa (13.1%), el trabajo (12.8%) e internet y las redes sociales (9.7%) son los otros contextos en los que los matrimonios más jóvenes se conocieron. Algo que también confirman las encuestas a este primer grupo de la generación Z es que conocer al amor de su vida en un bar o en un antro ya es cosa del pasado, pues solo el 3.8% de los encuestados conocieron a sus futuros esposos de fiesta.

60 Views
Scroll to top
Close