Cómo la telemática puede actuar como testigo clave en un accidente de tránsito

La información es clave cuando se trata de la reconstrucción de un accidente. Cuando se produce un accidente de vehículos, es importante saber exactamente qué ocurrió y por qué se produjo el impacto. En estas desafortunadas situaciones, los datos telemáticos han demostrado ser muy valiosos, ya que proporcionan un registro más preciso de los acontecimientos, permitiendo ir más allá de un relato verbal de los hechos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, México ocupa el séptimo lugar en el mundo y el tercero a nivel regional en accidentes de tránsito. Además, se prevé que para 2025 las lesiones por estos accidentes sean de 13.81 personas por cada millón de habitantes en el país, según Statista.

Gracias a la información detallada que proporciona la telemática, los gerentes de flotas pueden adquirir data específica de los vehículos, como los kilómetros recorridos, cuántas paradas han hecho, el porcentaje de tiempo que han estado estacionados, los hábitos de conducción, aceleración y frenado, y mucho más, para ser más conscientes del estado de los vehículos de sus flotas. De este modo, los gerentes de las flotas conocen mejor el verdadero estado de cada unidad, lo que les permite reducir el tiempo de inactividad de los mismos causado por la falta de un mantenimiento adecuado. La telemática ayuda al realizar un chequeo preventivo, ya que permite detectar con precisión y a tiempo si un vehículo requiere ajustes mecánicos, como niveles bajos de aceite, un posible mal funcionamiento de los frenos o problemas en el motor, y evitar así cualquier tipo de fallo que pueda provocar una colisión inminente. Los conocimientos más profundos sobre el vehículo proporcionan a los propietarios y gerentes de flotas la garantía de que alcanzan los niveles de eficiencia prometidos y rinden con seguridad en cada viaje.

La telemática de video, como las cámaras de video panorámicas, puede ayudar a los gestores de flotas y a los conductores a reconstruir la colisión; datos como la fecha, la hora y el lugar del suceso ayudan a proporcionar información adicional sobre el mismo, como si se produjo en una ruta urbana o rural, el tiempo y las condiciones de la carretera, etc. Esta información puede ser crucial para mantener a los conductores a salvo de acusaciones imprecisas y para que esclarezcan las condiciones de los accidentes.

«Son los datos los que revelan la verdad de cada accidente en función de su especificidad», afirma Eduardo Canicoba, AVP Business Development para Latinoamérica de Geotab. «La telemática proporciona una perspectiva mucho más amplia de los accidentes en carretera, permitiendo correlacionar el incidente con patrones históricos del conductor o el rendimiento de un vehículo específico. Los dispositivos de monitoreo telemático como MyGeotab ofrecen un acceso único a una amplia gama de datos, que se convierten en piezas críticas para la reconstrucción del rompecabezas.»

¿Cómo funciona?

Estos dispositivos de monitoreo tienen una regla llamada Posible Colisión que se activa si el velocímetro del vehículo detecta un cambio de velocidad de más de 2,55 g-fuerza en avance/frenado o de lado a lado. Si se detecta un evento superior a estos 2,5 g-fuerza en cualquier dirección, el dispositivo comenzará a grabar a una velocidad de 100 Hz. Esta información detallada y de alta resolución comenzará a reflejarse en un informe que incluirá los niveles de aceleración, la velocidad y los datos de frenado, si están disponibles.

En definitiva, las ventajas de contar con herramientas de reconstrucción de accidentes no solo favorecen la seguridad vial, sino que aportan datos relevantes sobre el factor humano, la carretera, las condiciones meteorológicas, el estado de los vehículos y el funcionamiento de los elementos de seguridad. Además, fomenta que los conductores mantengan buenos hábitos de conducción y, en general, facilita el desarrollo de nuevos modelos de riesgo que pueden integrarse en las estrategias de toma de decisiones.

«La telemática tiene el potencial de ayudar a mejorar este aspecto de la seguridad vial pública que lleva décadas preocupando a empresas y gobiernos. No solo puede prevenir y realizar un análisis detallado de los accidentes y de las razones por las que se produjeron, sino que también se convierte en un generador de valor de seguridad y financiero al proporcionar soluciones y herramientas que pueden utilizarse para ayudar a prevenir futuros accidentes», concluyó Canicoba. 

37 Views
Scroll to top
Close