Retos del Hot Sale: Cómo lograr una infraestructura a prueba de tráfico

El comercio electrónico está creciendo en México, pero para darle un impulso adicional, más de 250 marcas estarán ofreciendo descuentos a los consumidores esta semana a través de Hot Sale México. El Hot Sale ha sido comparado con el Black Friday estadounidense o el Buen Fin, sin embargo, la diferencia radica en que el evento incluye solo a los comercios en línea.

Cada vez son más los clientes que prefieren comprar por Internet para conseguir las mejores ofertas, particularmente durante el Hot Sale. Es mucho más fácil hacer las compras previas al verano y aprovechar ofertas y descuentos sin salir de casa. ¿Pero qué significa esto para los sitios web de los comercios? Es muy sencillo: hay que prepararse para una gran cantidad de tráfico durante el Hot Sale, ya que de acuerdo a cifras de estimación de la Asociación Mexicana de Ventas Online, 9 de cada 10 potenciales compradores de Hot Sale tienen pensado adquirir productos y servicios combinando el canal físico y el canal digital, sin embargo, el  52% declara que tiene planeado comprar solo por Internet. Ante ello, es necesario contar con una infraestructura estable. La competencia por las compras no lo es todo, sino que también hay que tener en cuenta la logística del cumplimiento de los envíos de los pedidos en línea.

Los fallos tecnológicos causados por el aumento de tráfico en la web pueden ser sumamente costosos, especialmente en días tan esperados para los retailers y,  particularmente para aquellos marcas que, simplemente no están preparadas para hacer frente a los aumentos de la actividad de los usuarios, estas fallas pueden dejar a innumerables compradores molestos y decepcionados con la marca, alejándolos casi de forma permanente. De acuerdo a cifras de la AMVO, se espera que esta edición 2021, el presupuesto promedio de compra asciende a más de $7,501 por persona, lo que representa una gran pérdida para las marcas, si los consumidores no tienen la mejor experiencia de compra en sus sitios.

Evitar costosas caídas del sitio web durante los días de oferta

En los últimos años, grandes, medianas así como pequeñas marcas han perdido mucho dinero y han dañado la confianza de sus clientes por no estar completamente preparadas. No solo es importante centrarse en el stock y las ofertas, sino también en cómo puedes dar respuesta a las necesidades de todos los compradores que van a acudir al sitio web. De ahí que, la plataforma deba ser lo suficientemente eficaz,  capaz de procesar picos de carga extremos y evitar costosas caídas del sitio web durante los días de oferta; la respuesta a ello implica ampliar rápidamente la infraestructura.

Tener una infraestructura estable significa tener la capacidad de recuperarse de un fallo catastrófico lo antes posible, prever que no haya una caída imprevista para esos días y, en caso de enfrentar algún imprevisto,  asegurarse de contar con un soporte de respuesta rápida disponible. Ramón Salas, Director regional de Dynatrace a nivel NOLA, al respecto comenta: “el e-Commerce se ha vuelto más saturado y competitivo, lo que significa que, para que una empresa tenga éxito, debe ser más rápida e inteligente. En la actualidad, existen numerosas técnicas nuevas que han mejorado esta previsión, con importantes avances a través de plataformas que permiten observar interacciones desde cerca. Las soluciones todo en uno permiten robustecer las infraestructuras de forma constante para evitar colapsos e imprevistos. ” 

De acuerdo a las cifras del Reporte CIO Global realizado por Dynatrace, se estima que cerca del 53% de consumidores que utilizan aplicaciones o sitios web para realizar sus compras, abandonan el sitio si este se tarda más de tres segundos en cargar, asimismo, de ese porcentaje se estima que el 79% no volvería a ingresar a un sitio en donde haya tenido una experiencia negativa. Ante esto, el funcionamiento de la infraestructura digital de toda marca se torna de suma importancia, monitorear y cuidar su funcionamiento a través de soluciones tecnológicas significa no solo la conversión y permanencia de los usuarios sino una ventaja en el mercado.   

Las soluciones en la nube añaden dinámicamente más recursos tecnológicos de respuesta a medida que aumenta el tráfico del sitio. La Inteligencia Artificial (IA) es una gran herramienta para impulsar las ventas y mejorar la experiencia de los consumidores. Impulsados por la variedad de datos, como el caso de la plataforma integral de Dynatrace, la cual incluye tendencias de búsqueda en la web, campañas de marketing y publicidad, descuentos e historial de ventas anteriores. Este tipo de aprendizaje automático e IA es muy útil para pronosticar las demandas, especialmente en eventos como el Hot Sale pues, cuando ve que el  volumen de tráfico aumenta gradualmente durante esos días, esta es capaz de utilizar los algoritmos de aprendizaje automático para calcular los recursos que podría necesitar y solicitarlos al proveedor de la nube.

Estar preparado para reaccionar rápidamente para que todo vaya bien y no permitir que haya paradas o caídas requiere de agilidad, resistencia y resiliencia y para ello la infraestructura no debe ser tan rígida como para que se rompa fácilmente; implementar tecnologías para el rápido aprendizaje, flexibilidad y adaptabilidad son clave. Entender la infraestructura es fundamental para garantizar que el sitio web de la marca esté en funcionamiento en todo momento, haciendo frente a cualquier aumento de la demanda y sin poner en riesgo la reputación online del negocio.

56 Views
Scroll to top
Close