4 maneras en que las aplicaciones en la nube mejoran la experiencia en el trabajo remoto

4 maneras en que las aplicaciones en la nube mejoran la experiencia en el trabajo remoto

Stela Lupushor, Jefa de Reframer en Reframe.Work Inc.

Se le conoce como trabajo remoto a los empleados que trabajan físicamente fuera de las oficinas de la empresa. No todas las profesiones califican para este privilegio, pero todo apunta a que más gente trabajará en casa más a menudo o de forma permanentemente después de que se levanten las restricciones derivadas del COVID-19.

Ahora que más empleados trabajarán a distancia, las organizaciones están estudiando detenidamente la forma de apoyarlos y motivarlos sin dejar de lado los aspectos más importantes de la cultura del lugar de trabajo. Uno de los primeros lugares en los que hay que fijarse para lograr dicho cometido es en las capacidades de las aplicaciones de negocio que ofrece la nube.

Las aplicaciones SaaS están siempre evolucionando y mejorando, y debido a que están basadas en la nube sus capacidades son particularmente benéficas para apoyar el trabajo a distancia. A continuación, cuatro formas en que las aplicaciones SaaS pueden ayudar a mejorar la experiencia en el trabajo a medida que más personas trabajarán a distancia:

  1. Comunicación asincrónica, abierta y menos formal

Trabajar desde casa debería reducir el estrés, sin embargo no siempre es así, para algunos colaboradores puede caer de golpe que el relacionamiento con otras personas desaparezca repentinamente. Las personas sienten esta ausencia y suelen compensarlo con excesos de atenciones o juntas con sus compañeros y/o superiores para sentir que están en control en lugar de dedicar ese tiempo en realmente realizar el trabajo.

Para evitarlo, se debe capacitar y alentar a las personas para que utilicen las capacidades de comunicación y colaboración que están incorporadas en las aplicaciones SaaS mientras trabajan, en lugar de volver a la “seguridad” de los largos correos electrónicos y las llamadas en conferencia programadas.

Este tipo de comunicación (charlas, notas de revisión, alertas, etc.) es menos formal pero igual de efectiva. De hecho, hay quienes aseguran que es más eficaz porque siempre deja un rastro disponible de charlas que pueden ser referenciadas en lugar de notas, y la comunicación se realiza dentro del espacio de trabajo en lugar de que la información esté repartida en diferentes lugares.

  1. Un espacio de trabajo digital racionalizado

¿Se cuenta con una opción de inicio de sesión único o la gente tiene que iniciar sesión en 17 sistemas para ser completamente productiva?

El uso de un conjunto de aplicaciones empresariales basadas en la nube significa que estas están integradas y los datos fluyen sin problemas entre ellas. Los datos relevantes pueden ser empujados automáticamente a diferentes roles, y la gente no tiene que usar tantas aplicaciones para encontrar lo que necesita y hacer su trabajo. Un conjunto integrado también facilita la estandarización en toda la organización, de modo que todas las personas utilizan los mismos datos, plantillas, flujos de trabajo, etc., sin importar dónde trabajan o qué dispositivo utilizan.

Estos beneficios traen simplicidad, orden y transparencia al trabajo y devuelven a la gente más tiempo para mejorar e innovar. Por el contrario, cuando se siguen utilizando aplicaciones anticuadas que no funcionan bien para la colaboración a distancia, existen fricciones porque la gente no puede compartir y trabajar fácilmente. Esto arrastra la productividad y mata el compromiso.

  1. Automatización y otras tecnologías avanzadas

Las aplicaciones en la nube pueden aprovechar la escalabilidad y la potencia de cálculo ilimitadas que posee para proporcionar una automatización que ahorre tiempo y reduzca los errores en muchas tareas repetitivas. Esto no sólo disminuye el estrés y el trabajo manual, sino que también facilita que los trabajadores que se encuentran de forma remota se mantengan productivos.

Si bien en estos tiempos se debe de innovar, se trata de hacerlo de la mejor manera y con base en las necesidades que tenga la compañía y sus colaboradores. Ahora que los lugares de trabajo están en busca de un correcto flujo de trabajo, es la oportunidad perfecta para que las decisiones que se tomen estén basadas en las personas que laboran en las compañías y de ahí partir hacia el flujo de trabajo, utilizando la tecnología como el mejor aliado.

  1. Acceso a la educación, la capacitación y otros recursos en línea

Las aplicaciones SaaS forman parte de un ecosistema de nube más amplio que puede proporcionar un fácil acceso a recursos y ayudar a los empleados a aprender o mejorar sus habilidades, identificar los próximos pasos en su carrera y conectarse y compartir con compañeros algunas de sus ideas creando una especie de mentoría.

El aprendizaje en línea no sólo enriquece la cultura del lugar de trabajo, sino que también ahorra recursos y costos a las organizaciones y pone a los empleados a cargo de su propio avance personal.

Como bonus, ahora mismo muchas compañías están ofreciendo estos recursos de forma gratuita a los clientes o al público, incluyendo a Oracle.

La mayoría de los lugares de trabajo no volverán a ser los mismos después de esta experiencia global, pero las empresas pueden mantener los cimientos de una nueva cultura laboral, ofreciendo a los trabajadores remotos aplicaciones en la nube que les permitan ser productivos.

Estas aplicaciones pueden mejorar las comunicaciones, reducir los niveles de estrés, automatizar tareas y ayudar a las personas a mejorar sus habilidades y carreras.

Para obtener más información sobre cómo Oracle Cloud Applications puede hacer que las organizaciones sean más ágiles, eficientes y eficaces, visite oracle.com/applications

Sobre el Autor

Café por la mañana, caminata por la tarde