Claves para elegir la preparatoria y un modelo educativo enfocado en el Propósito de Vida: Tecmilenio

/COMUNICAE/ Este año, un total de 282 mil 596 aspirantes solicitaron ingresar a la prepa, lo que significó un aumento de 7 mil aspirantes en relación con el año anterior. El programa académico debe contemplar también el desarrollo personal y emocional del joven para conocerse mejor y descubrir el propósito de vida de cada uno

La educación media superior en México es obligatoria desde el 2012, por lo que se busca que todos los jóvenes que terminaron la secundaria, ingresen, permanezcan y concluyan sus estudios de este nivel. Sin embargo, la demanda es tal, que las opciones públicas no alcanzan para todos los solicitantes o las opciones no cuentan con nuevas modalidades, certificaciones adicionales o los formatos bilingües que actualmente demandan los estudiantes.

Este año, un total de 282 mil 596 aspirantes solicitaron ingresar al bachillerato y de ellos, más del 50%, anotó como primera opción uno de los dos subsistemas de la UNAM. De esta manera, la demanda de jóvenes para realizar el examen tuvo un incremento de 7 mil estudiantes más que el año pasado.

Como la sobredemanda ha sido una constante en los últimos años, los padres de familia y los jóvenes han diversificado sus opciones, pero sobre todo se han enfocado en analizar cuáles son los modelos de preparatoria existentes y los que más les convienen sin esperar hasta el último momento. 

Algunos de los puntos básicos a considerar para hacer esta elección, de acuerdo con Abismael Reséndiz, director nacional de Prepa Tecmilenio, son aspectos como la calidad educativa, el tipo de plan que ofrecen, la ubicación del plantel del campus, una educación integral, que ponga al alcance de los estudiantes distintas certificaciones para el mundo laboral.

Es igual de importante que las colegiaturas sean accesibles y que su pago pueda ser un gasto familiar sostenible a lo largo de los tres años de preparatoria, aun cuando se cuente con alguna beca o plan de apoyo financiero.

«Para revisar la calidad educativa de la preparatoria, se debe verificar los años de experiencia como institución, en qué consisten sus programas académicos y cuál es la formación de su personal docente, por ejemplo, sus grados académicos o especialidades», aseguró Reséndiz.

Incluso, hoy los planes educativos pueden ofrecer modalidades de preparatoria general con el número de semestres y materias estándar o una modalidad bilingüe e intercultural, con materias en inglés y opciones a otros idiomas, lo que podría aportar mayores oportunidades en su futuro profesional. 

Asimismo, es indispensable tener presente que cursar la educación media superior en estos tiempos de cambio constante, nuevas carreras y habilidades, no se trata solo de tomar materias y aprobarlas. Hoy en día, la mejor preparatoria debe contemplar, además del desarrollo académico del joven, su desarrollo personal y bienestar integral; enseñándole a tomar decisiones y conocerse mejor para poder definir y descubrir el propósito de vida de cada uno.
Fuente Comunicae

66 Views
Scroll to top
Close