10 pasos para descubrir el placer de dormir

10 pasos para descubrir el placer de dormir

El confinamiento en el que hemos estado en los últimos meses nos ha enseñado que debemos replantearnos nuestros hábitos. Seguramente más de uno hemos tenido algún problemilla a la hora de ir a dormir, pues el estrés y cambio de rutina nos puede quitar el sueño.

En el marco del Día Internacional de la Salud Mental hemos decidido hablar de la importancia del sueño y dormir adecuadamente ya que es un tema en el que debemos poner más atención

Pero no te preocupes, la Eroteca de Platanomelón nos ha dado una guía para re-descubrir el placer de dormir como si no hubiera un mañana. 

1Dormir.gif

1.   Rutina de sueño

¿Cuántas veces no has dicho, voy a recuperar el sueño perdido? ¡Seguramente cientos! Pero tenemos algo que decirte… las horas que no duermes, ya no las recuperas por más siestas de 15- 30 minutos que tomes. Por eso, respetar tu rutina de sueño es vital.

2.   Fuera luces

Así es, a la hora de irnos a la cama (para dormir) es mejor tener todas las luces apagadas, ya que ayuda a conciliar mucho más fácil y rápido el sueño. Y por luces, nos referimos a todas, no sólo la de la habitación y la mesita de noche. Te recomendamos que incluso te desconectes de las pantallas electrónicas, es decir, la televisión, celular, tableta, etc., lo mejor que puedes hacer es leer un libro físico para relajarte y dormir más rápido.

3.   El ejercicio se hace de día

Si eres de los que trabaja y sólo pueden hacer ejercicio por la noche, me temo que deberás hacerte un espacio en la mañana para poder hacerlo a esa hora, ¡¿pooor?! Simple, el ejercicio, además de hacer que nos veamos mejor, nos pone la pila al 100 gracias a las hormonas que segregamos. Entonces si esas hormonas las segregas en la noche, puede que tardes más tiempo en poder dormir debido a que tienes mucha energía.

Así que mejor, haz ejercicio por las mañanas o tardes, pero no en las noches.

4.   ¡No te fuerces!

El sueño, como el sexo, es un momento para disfrutarse. Así que en lugar de pasar minutos u horas rodando en la cama, contando ovejas o pensando en el mosquito que está cerca, levántate, camina un poco para despejarte, lee un libro o alguna revista (física, recuerda que adiós a las pantallas) y el sueño llegará sólo.

5.   No más visitas a la cocina

El estómago es la segunda mente de nuestro cuerpo, así que mejor no lo pongas a trabajar tanto cuando quieras ir a dormir pronto, por eso, olvida las cenas pesadas y mejor opta por algo ligero, sin tanta azúcar, para que puedas ir con Morfeo pronto.

Si tomas café, deja de beberlo varias horas antes de acostarte. Y nada de “ayuditas”, las bebidas alcohólicas son falsas aliadas que si bien te pueden dar sueño, es un sueño ligero y no profundo y reparador como el que necesitas.

6.   Nada como un buen colchón

Podrás cambiar de trabajo, pareja, coche, ciudad, calzones… pero lo que no puedes cambiar es que mínimo debes dormir alrededor de 8 horas y qué mejor que hacerlo en un colchón.

Olvida el Bed-Office, la cama es para dormir (y otras cosillas que puedes compartir con tu compañero/a de juegos), pero no es para trabajar, hacer picnics ni brincar.

Si eres de los que les gusta invertir su dinero en objetos que son útiles, te aseguro que lo mejor que puedes hacer es invertir en un buen colchón, tu espalda y salud mental te lo agradecerán.

7.   Relájate y… ¡sexo!

Ya sabemos que el sexo tiene muchos beneficios, y uno de ellos es ayudarte a que te quedes dormido. El sexo, en compañía, relaja. El sexo, en multitudes, relaja. El sexo, con juguetes, relaja. El sexo, a solas… relaja. Y si eres de los que disfrutan esta última opción, te invitamos a visitar la tienda online de Platanomelón para que elijas al mejor compañero recargable. 

Recuerda que pocos remedios son tan buenos para caer rendido como una buena dosis de orgasmos. Y de esto sabemos un montón.

8.   ¿Y las siestas?

Si bien puedes tomar algunas siestas, recuerda que son siestas de 20-30 minutos, no de una hora. El tip que te damos es que pongas una alarma para que no te quedes profundamente dormido y descompenses tus biorritmos (¿mis qué? Te lo contamos en el siguiente punto).

9.   ¡Respira!

Tenemos tiempos para todo, y cuando es hora de dormir, debemos descansar. Te vamos a contar un secreto para que te quedes profundamente dormido. Cuando estés en tu cama, toma todo el aire que puedas intentando inflar la panza. Aguanta el aire unos segundos y expúlsalo por la boca, de forma muy lenta.

Repite la respiración varias veces y verás cómo, de forma mágica, tu respiración será más tranquila, ¡y te dará sueño!

10. Si todo falla, consulta un especialista

A veces ni con todos los remedios o tips del mundo, podrás dormir como lo mereces. Si este es tu caso, no te vayas por las pastillas o remedios naturales para dormir, mejor acude con un especialista que te puede orientar y podrán descubrir cómo están tu salud mental y física para que puedas conciliar el sueño de manera segura.

Recuerda que podemos cuidar nuestra salud mental al modificar pequeños hábitos como lo es el sueño, sigue estos pasos y a dormir se ha dicho.

Sobre el Autor

Reportero de temas de Salud, legislativo, turismo y gastronomía. Mascotero de corazón. Con más de 23 años de trayectoria en medios de comunicación