in

El iPhone X enciende la pasión de los fans de Apple en todo el mundo

Diez años después del lanzamiento del primer iPhone, Apple conserva el embrujo y hoy miles de personas en todo el mundo hicieron cola durante horas ante sus tiendas para ser los primeros en comprar el nuevo teléfono inteligente de la compañía, el iPhone X.

Las tiendas de Apple en Ciudad de México, Madrid, Los Ángeles, Tokio, Moscú o Pekín acogieron aficionados dispuestos a pasar la noche a la intemperie para llevarse un iPhone X, un dispositivo de elevado precio (999 dólares en EEUU) y que, como novedades, amplía la pantalla táctil hasta suprimir los marcos, elimina el botón de inicio y dispone de reconocimiento facial.

En The Grove, uno de los centros comerciales más populares de Los Ángeles, unas doscientas personas con sillas, mantas y café rodeaban a primera hora del día una manzana cercana a la tienda de Apple.

Mientras los operarios del recinto instalaban adornos navideños y Frank Sinatra sonaba por los altavoces, los empleados de Apple apuraban los últimos minutos para limpiar los cristales del establecimiento para que todo estuviera impecable.

Los más hábiles fueron quienes tenían una reserva previa, y así evitaron hacer cola y tenían garantizado llevarse un iPhone X puesto que por la gran demanda y escasez de los dispositivos, Apple advirtió en días previos que las unidades disponibles eran hoy limitadas.

Con una sonrisa de oreja a oreja y grabando todo para no perder detalle, el chileno Gonzalo Herrera fue uno de los cinco primeros clientes en entrar hoy a la tienda de Apple en The Grove.

“Estoy con el iPhone desde el primero. Generalmente cambio cada dos años y este era un momento especial: diez años desde el primero”, comentó a Efe Herrera, quien viajó desde Chile junto a un amigo para conocer Los Ángeles y, “lo principal”, para “vivir este momento y tener el iPhone”.

“Estamos felices de poder vivir esta experiencia que siempre habíamos visto a través de los canales de YouTube, con la gente esperando, y es realmente impresionante”, dijo pocos minutos antes de que se abrieran las puertas y los empleados de Apple dieran la bienvenida a los primeros compradores.

Ansiosos pero pacientes, ojerosos pero felices, medio millar de compradores pasaron la última noche en vela frente a la tienda de Apple en la Ciudad de México.

“Estoy extasiado, no encuentro palabras. Es una emoción y significa mucho”, dijo a Efe Arturo Delgado, un publicista que adquirió cuatro iPhone X y que aseguró que “lloró” cuando hace aproximadamente un año abrió la única tienda oficial del país en Santa Fe, una de las zonas más adineradas de la capital.

También en Madrid se dejó sentir la “fiebre” por el nuevo móvil de Apple, y cerca de 400 personas hicieron cola en la emblemática Puerta del Sol con el único objetivo de llevarse bajo el brazo el iPhone X.

Las mismas escenas se vivieron en Tokio, donde 2.000 personas aguardaron a las puertas del distrito comercial de Omotesando para conseguir el terminal.

Y ni siquiera el duro frío invernal de Rusia pudo con las ganas de cientos de aficionados en Moscú, que soportaron temperaturas de hasta cinco grados centígrados bajo cero e hicieron cola en la céntrica calle Tverskaya (antigua Gorki).

No todo fueron anécdotas felices para Apple en el estreno del iPhone, donde ayer se conoció que 313 unidades de su nuevo móvil fueron robadas en San Francisco cuando tres encapuchados asaltaron una furgoneta de mensajería que transportaba los nuevos terminales.

El lanzamiento del iPhone X, junto a los buenos resultados financieros ayer de su ejercicio fiscal de 2017, llevó hoy a Apple a superar, por primera vez en su historia, los 900.000 millones de dólares de valoración bursátil.

El gigante tecnológico aumentó su beneficio anual un 5,8 % hasta alcanzar los 48.351 millones de dólares.

De cara el futuro, impulsado por el iPhone X, Apple sólo ve buenos presagios: las proyecciones de la compañía para su primer trimestre de 2018, que incluye la temporada de compras navideñas, estiman unos ingresos récord de entre 84.000 y 87.000 millones de dólares.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *