Inicio Instituciones El IPN mantiene viva la llama de Florence Nightingale

El IPN mantiene viva la llama de Florence Nightingale

5 minuto leer
0
0
41

 

 

Con la promesa de desempeñar con mente clara, corazón bondadoso y cuerpo sano la noble profesión del cuidado a los enfermos, 208 estudiantes de las licenciaturas en Enfermería y Enfermería y Obstetricia del Instituto Politécnico Nacional (IPN), concluyeron hoy sus estudios profesionales con la ceremonia del Paso de la Luz.

 

Al presidir el solemne acto, el director General del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, resaltó que el proceso formativo que concluyen les permitirá realizar una importante contribución al bienestar de las personas y de la sociedad mexicana. “La labor que llevarán a cabo en su práctica profesional impacta, sin duda, en la posibilidad de atenuar los efectos de las enfermedades, pero también en la mejora de las condiciones en que los enfermos las enfrentan”.

 

Destacó que México requiere de profesionistas altamente capacitados que atiendan numerosos problemas que aporten a la construcción de una sociedad más equitativa y justa, en ese sentido tendrán la encomienda de contribuir a que los mexicanos puedan ejercer plenamente su derecho a la salud. “Sepan que la comunidad politécnica está muy orgullosa de sus enfermeras y enfermeros porque representan la vocación de nuestro Instituto Politécnico Nacional por servir a la sociedad”.

 

Alejandra Antonio Rosales, docente de la ESEO, explicó que el Paso de la Luz es un símbolo de comunión entre el conocimiento científico y el arte del cuidado con el que se pretende comunicar la experiencia y la convicción de esta noble profesión por parte de cada uno de los maestros involucrados en la formación académica y el inicio del camino de una ardua profesión.

 

Previo a encender paulatinamente los candiles de cada uno de los graduados, reunidos en la total penumbra del auditorio “Alejo Peralta” del Centro Cultural “Jaime Torres Bodet”, en Zacatenco, la maestra recordó el inicio de la enfermería profesional moderna con Florence Nightingale, la “Dama de la Lámpara”, una inglesa visionaria que en el siglo XIX tuvo la capacidad de vislumbrar hasta dónde un ser humano era capaz de velar por sus semejantes en momentos de angustia y sufrimiento.

 

“La ESEO hoy hace entrega de futuros profesionales a su país con un alto sentido humanitario, de responsabilidad, entrega y ética profesional. Recuerden ser profesionales por naturaleza, guerreros por convicción, felices por decisión y enfermeras y enfermeros  por vocación, todos los aquí presentes estamos seguros de que con la calidad y calidez de sus cuidados pondrán muy en alto el nombre de su Alma Mater”, destacó la maestra Antonio Rosales.

En nombre de su generación, María de Jesús Tello Arroyave agradeció a sus profesores el tiempo, dedicación y entusiasmo invertido al enseñarles el secreto de amar la profesión con una gran calidad humana y enorme capacidad académica. “Siempre seremos parte de la ESEO, la escuela donde aprendimos aquello que demostraremos al mundo con nuestros futuros pacientes, compañeros de trabajo y familia. Seamos esos enfermeros que siempre soñamos ser”.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por El Colaborador
Cargue Más En Instituciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Conéctate con el mundo que te rodea con el nuevo Moto Z2 Force y 360 Cámara Moto Mod

Nueva York, 25 de julio de 2017.- El mes pasado anunciamos el lanzamiento del Moto Z2 Play…