Datos sorprendentes que no sabías de la Torre Latinoamericana

Uno de los edificios más característicos de la Ciudad de México es la Torre Latinoamericana, que el próximo 30 de abril cumple 63 años de su apertura. Pero ¿te has preguntado qué es lo que la vuelve tan peculiar? La torre cuenta con una altura de 181.33 metros y 44 pisos, de los cuáles 3 sirven como sótano y un cajón hidráulico que evita su derrumbe, tiene una fachada de cristal y aluminio, eso y más le otorgaron un reconocimiento como el rascacielos más alto del mundo fuera de Estados Unidos, entre 1933 y 1960.

El subsuelo de la Ciudad de México fue uno de los puntos clave en la construcción de la Torre, pues una investigación arrojó que por su consistencia fangosa y esponjosa se podía proyectar una cimentación estructural que generaría paradigmas en la ingeniería moderna, debido a esto se colocaron 361 pilotes de concreto a 34 metros de profundidad y se excavaron 13.5 metros para controlar el peso del edificio mediante la inyección de agua. La asistencia de Plataformas Genie en venta de tipo telescópicas y de tijera en arrendadoras como HEMOECO sirvió para trabajar en su fachada y diseño interior pues la altura que alcanzan permite montar estructuras metálicas o redes de cableado hasta los 38.5 metros.

El hecho de que la Torre Latinoamericana lograra sobrevivir a terremotos como los de 1957, 1985 y 2017, a pesar de estar ubicada en una en una zona altamente sísmica, hizo que se considerara una de las construcciones más seguras de la ciudad y con una gran importancia en el país. Si la visitas, puedes encontrar en su interior; un museo, un restaurante, algunas exposiciones, un mirador y próximamente una plataforma de cristal de 360 grados, tanto ésta como el mirador ofrecen a los visitantes una panorámica de la capital desde distintos puntos.

Al ser considerada un inmueble con valor artístico que por ley no puede cambiarse, las remodelaciones programadas son con el único fin de adaptarla a los cambios que existen en la arquitectura sin dañar su diseño y aspecto original. A pesar de que hayan pasado varios años desde su construcción, cuando fue considerada el rascacielos más grande de la Ciudad de México, seguirá dentro de los edificios más reconocidos.

585 Views
Scroll to top
Close
Browse Categories
Browse Tags