in

Los dispositivos médicos del futuro

México, CDMX, 8 de noviembre de 2017.– Las empresas que integran a la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos trabajan en alianza con compañías de IT para la implementación de innovación y la incorporación de tecnologías de la información, las cuales serán claves para detonar al sector de los Dispositivos Médicos a mediano plazo, constituyéndose como una industria que se reposicionará a la vanguardia en el sector salud.

Actualmente, de acuerdo con la AMID, el 83% de las empresas afiliadas al gremio, se encuentra actualizando de manera constante su portafolio de productos para el mercado mexicano. El objetivo es ir un paso adelante para tratar de una manera más efectiva y menos invasiva a las enfermedades que aquejan a la población.

Por lo que la industria de dispositivos médicos apuesta por un futuro en el que las siguientes innovaciones sean una constante:

  • Diagnósticos moleculares

A partir de una muestra de tejido o de sangre, se extrae el material genético mutado que está asociado a los cambios celulares que se relacionan con distintas enfermedades. En cuestión de minutos los dispositivos analizan y diagnostican el padecimiento del paciente.

La integración de la información medida y parámetros que se calculan, permiten entre otros: predecir la efectividad de una intervención terapéutica, calcular el riesgo de mortalidad, identificar la necesidad de  un  procedimiento  posterior,  evaluar  y  dar  seguimiento  a  una cirugía, etc.

  • Impresión 3D para dispositivos médicos

Actualmente, la impresión 3D es más frecuente en piezas dentales e implantes ortopédicos, ya que estos se adoptan a la medida que el paciente requiere. Por lo que, los científicos ahora están enfocados en que las máquinas se puedan utilizar para desarrollar miembros vivos como el hígado y el corazón.

  • Microimplantes para la regulación de órganos

Los microimplantes permitirán regular la actividad de los órganos para que tengan un mejor funcionamiento. Por ejemplo, para tratar la diabetes, el microimplante permitiría regular la cantidad de insulina producida por el páncreas.

 

  • Sala de cirugía inteligente

La apuesta es que todos los dispositivos médicos dentro de la sala cuenten con transferencia de datos. El propósito es tener un monitoreo constante y específico del paciente. Además, este tipo de instalación le da a los cirujanos mejores condiciones para maniobrar (pues hay menos cables y equipos en la sala) y mayor control sobre los procedimientos, lo que permitiría realizar una cirugía menos invasiva y con mayor éxito, con una recuperación más rápida del paciente.

  • Remodelación cardiovascular

La industria espera que a medio plazo, tanto el marcapasos sin cables como el resincronizador y los desfibriladores automáticos, sean cada vez más comunes en los sistemas de salud pública.

 

Los nuevos dispositivos permitirán colocar la prótesis en las válvulas aórticas, sin necesidad de abrir el tórax. Además de que ya se trabaja en un dispositivo similar, para que se degrade a los tres meses de haberse colocado, y al paso de dos años, se desintegre en su totalidad dentro del organismo del paciente.

Cabe mencionar que los sistemas de monitoreo remoto serán un complemento de los dispositivos médicos implantados en los pacientes. Los cuáles ayudarán a construir bancos de información que podrán ser utilizados para ofrecer servicios en toda la cadena de tratamiento para la atención de los pacientes.

Edgar Romero, Presidente de AMID menciona que “a nivel global  el reto para  las autoridades y empresas del sector, será adaptarse a los tiempos de la era de la medicina cibernética. Ya que la regulación tendrá que ir de la mano con los avances de los dispositivos médicos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *